Bárbara Palomino de Co Galería en la 57ª Bienal de Venecia

La artista chilena Bárbara Palomino fue seleccionada para participar en la Bienal de Venecia de este año, con la instalación interactiva y multimedia “CROSS PATTERNS: tradiciones inventadas”, basada en una investigación, realizada por la artista, al grupo indígena Shipibo-Conibo de la Amazonía peruana.

La exposición, organizada por GAA Foundation de Holanda y el Centro Cultural Europeo, será inaugurada el 13 de mayo, el primer día de la bienal, en el Palacio Mora de Venecia.

Mientras Bárbara Palomino (U. de Chile) especializada en temas textiles, estudiaba un magíster en la escuela de arte contemporáneo LE FRESNOY de Francia, comenzó a investigar, como parte de su tesis de graduación, sobre el grupo indígena Shipibo-Conibo y su tradición conocida como “canciones bordadas” o diseños cantados donde las mujeres de la tribu van cantando los patrones que ellas bordan en las mantas, tal como si interpretaran una partitura. “Mi interés en los dibujos geométricos de los Shipibo-Conibo se inició en 2007 en Chile, cuando en una película vi a Herlinda Agustín, una artista shipibo, cantando al recorrer con sus dedos las líneas de los diseños geométricos que había bordado sobre una tela, como si el diseño representara una canción específica y viceversa”.

A partir del estudio de esta tradición, la artista chilena creó una máquina que sincroniza medios mecánicos y digitales, para dibujar patrones geométricos sobre tela siguiendo el ritmo de las canciones Shipibo- Conibo, facilitado por un mecanismo computarizado.

Este mecanismo trata de mantener el gesto orgánico de la mano en el trazado de los dibujos, según indica la tradición.

La máquina logra una interacción con el público. A través de un micrófono, el espectador puede cambiar el curso del dibujo, modificando por completo el diseño geométrico con su voz.

Lo interesante de la obra es que los mismos dibujos creados, modificados o no, se leen de nuevo como una «partitura» reproduciendo el sonido, de manera electrónica, de las canciones con las que fueron creados, como si las líneas de lo diseños estuvieran codificadas. En este caso, cinco canciones son intervenidas por los espectadores, creando dibujos distintos por cada interpretación.

Según varias investigaciones, esta práctica reflejada en la obra de Bárbara, fue introducida por antropólogos europeos quienes la interpretaron en códigos y luego la promovieron y divulgaron en la academia y en el mundo artístico.

“Cada dibujo es diferente y único pese a la repetición de ciertos patrones, debido a la aleatoriedad del movimiento del sistema de creado para dibujar siguiendo el ritmo de las canciones Shipibo-Conibo y debido a la intervención que diversos participantes realizaron con su voz en el momento del trazado de mucho de ellos”, describe la artista.

Más información en el siguiente enlace: http://www.biobiochile.cl/noticias/artes-y-cultura/artes-visuales/2017/05/05/artista-chilena-fue-seleccionada-para-exhibicion-colateral-de-la-57-bienal-de-venecia.shtml

 

Artículos Relacionados